Final de las vacaciones. Pareja en crisis

Si eres de las personas que estaba contando las horas para que septiembre llegara y tu pareja volviera al trabajo y a su rutina habitual, este post te va a interesar.

Las vacaciones son un buen medidor de la salud de tu relación ¿Cómo han sido las tuyas?

¿Qué nos pasa en vacaciones? ¿Por qué pueden empeorar tanto las relaciones de pareja?

La base general de cualquier crisis de pareja es la falta de comunicación efectiva entre los miembros de la misma. A partir de ahí las combinaciones son infinitas porque cada pareja es un mundo. Incluso las mismas personas en distintas etapas de sus vidas tienen diferentes necesidades. De ahí que sea tan importante comunicarse y tener herramientas para las crisis y/o conflictos.

Respondiendo a la pregunta qué nos pasa en vacaciones la respuesta es que una relación que ya está en crisis o con conflictos no resueltos ve como hay detonadores que agravan dicha crisis o conflictos. Algunos de ellos inevitables. Te pongo a continuación algunos ejemplos aunque hay muchas más.

  • Compartimos casi todo nuestro espacio y tiempo. Somos muchas las parejas que vemos cómo pasamos de estar solo unas horas al día juntos a las 24/7. Esto cuando todo está bien es maravilloso, un empalague soportable temporalmente. Pero cuando hay conflictos no resueltos… es una patata caliente. Y si además hay hijos/as aún más.

Es aquí cuando hasta hacer la compra o cualquier otra cuestión que nos resulta tediosa en el día a día se puede ver como un regalo de las diosas.

-Ya voy yo a la compra cariño, tú cuida de los/as niños/as.

-Vale, pero la siguiente me toca a mí.

  • Intentamos disimular/ocultar nuestros malos hábitos. A veces cuando las parejas compartimos poco tiempo y este no es de calidad se ocultan, intencionadamente o no, malos hábitos. Estos en épocas de vacaciones son difíciles de disimular o crea un gran estrés hacerlo. A veces salen a la luz creando situaciones conflictivas.

No tenemos que pensar aquí en grandes cosas. Puede ser desde fumarse un cigarro a escondidas después de comer hasta jugar al Candy crush 2 horas al día. Por supuesto hay hábitos más nocivos, por ejemplo adicciones, que también se dan y ponen a las parejas en situaciones límite. ¿Tienes tú algún vicio inconfesable? ¿Se lo ocultas a tu pareja? ¿Crees que te oculta alguno a tí?

  • La comunicación se hace necesaria, bidireccional y fluida. Las parejas en crisis tienen un común denominador: falta de comunicación efectiva. En vacaciones la comunicación tiene que existir. Si no existe ya en sí está generando tensión al pasar mucho más tiempo juntos. Pero si existe y no es bidireccional y fluida una parte de la pareja se sentirá frustrado/a.

Este es un indicativo, uno de los medidores de la salud. Pregúntate ¿Cómo es la comunicación con tu pareja? Si la respuesta es mala es el momento de poner remedio antes de que aparezcan otros problemas, si todavía no lo han hecho.

  • Cuando el problema es el sexo. Nuevamente estamos en un caso de poca comunicación. El sexo puede ser un problema cuando no conocemos los tiempos y necesidades propios y los de nuestra pareja. Mientras estamos en rutina y los momentos íntimos compartidos son escasos las excusas pueden funcionar, sobre todo cuando se está evitando hablar de lo que pasa. Pero en vacaciones es más complicado ignorar el problema. Ahora el tiempo no es la excusa. Lo que pasa es otra cosa que quizás no te atreves ni a admitir.

Para dos personas que han sido sexualmente compatibles unas vacaciones sin sexo, con poco sexo o con sexo de mala calidad es un indicativo de crisis de pareja. Nuevamente aquí hay multitud de circunstancias que se pueden estar dando, desde un sexo malo y aburrido hasta un problema sexual más complejo.

Sea cual sea el motivo, si es tu caso ¡no lo dejes! Los problemas sexuales no se resuelven solos, es más, tienen la mala costumbre de ir empeorando con el tiempo si no se les presta atención. Hoy en día las terapias sexuales son muy efectivas y además si acudes pronto a solucionarlo los tiempos de terapia son bastante reducidos.

  • En vacaciones se valoran proyectos de vida y posibles cambios. Las parejas no siempre estamos en el mismo punto vital y al surgir nuevas situaciones no tenemos porque estar de acuerdo en cómo gestionarlas y ahí tendríamos un punto de partida a una posible crisis o conflicto.

El no estar de acuerdo es algo completamente normal; no somos medias naranjas, somos naranjas enteras con opiniones propias. Un ejemplo claro de estas situaciones: irse a vivir juntos; pensar en tener hijos/as; querer comprar alguna propiedad conjunta: casa, coche; querer iniciar un negocio juntos…

Hoy en día que todos/as somo muy liberales y no queremos comprometernos y todas esas cosas modernas que nos cuentan, nos creemos y practicamos, existe una gran frustración en parejas estables porque no habían valorado su proyecto de vida en conjunto. Porque no saben resolver desacuerdos y porque no han sido del todo sinceros con lo que están dispuestos a ceder y con lo que no. Tampoco admiten lo que realmente quieren y/o necesitan para ser felices.

Ejemplo: alguien que bajo ningún concepto quiere vivir en pareja, pero que no lo ha dicho de forma asertiva sino que lleva años dando largas. O una persona que no quiere tener hijos/as y lo único que dice es que este no es el momento.

En consulta también te ayudamos a establecer prioridades sobre tu proyecto de vida personal y como compartirlo o trasladarlo a un proyecto común en pareja.

  • Cuando el ocio no es compartido. Las vacaciones son para dedicar tiempo a todo aquello que nos gusta y que el resto del año no hemos podido hacer. A veces el problema surge cuando ninguna de las actividades de ocio coinciden. Esto puede ser bastante frustrante si no se tienen herramientas para manejarlo. Se trata de negociar, de buscar aficiones comunes y por supuesto también de ceder a tu pareja tiempo de ocio sin compartir. Todo equilibrado y ajustándose a lo que cada cual necesita es un gran recurso para que la relación sigue adelante.

  • La pareja ya está rota. Cuando las vacaciones pasan por una relación ya rota se remueven todas sus simientes. Aquí puede pasar de todo. Pero lo ideal sería que no se mirara a otro lado diciendo, bueno hasta el año que viene no se dará esta situación otra vez. Lo ideal sería afrontarlo y si se tiene que terminar, hacerlo.

Nunca es tan fácil como decirlo, pero bueno al menos se pueden buscar opciones para minimizar los daños personales, sobre todo si hay hijos/as de por medio. Mira cómo te afecta a tí y a ellos/as y actúa en consecuencia.

Hay algunos indicadores que podemos considerar válidos para saber que todo no va bien en la pareja, no hace falta esperar a pasar unas vacaciones juntos/as. Aunque siempre dentro de nosotros/as realmente lo sabemos o podemos intuirlo.

7 indicadores de que algo va mal en pareja

  1. Cuando a su lado no eres mejor persona sino lo contrario, saca lo peor de ti.
  2. Si tienes la sensación constante de no tener libertad de pensar, decidir, hacer. Te sientes controlada. Te sientes obligada a hacer cosas que no quieres.
  3. Cuando existe una dependencia emocional. Tu felicidad depende de tu pareja o al revés.
  4. La comunicación entre vosotros es escasa o inexistente.
  5. Cuando la sexualidad es más un problema que un placer.
  6. Si constantemente piensas que realmente no conoces a tu pareja.
  7. Si no disfrutas del tiempo de ocio junto como las vacaciones.

En general en temas de pareja y sexualidad tendemos a normalizar situaciones que no son para nada normales. Es verdad que puede haber una multitud de parejas que esté en crisis pero no por ello tenemos que considerar una normalidad vivir así con estos conflictos y aguantando ciertas cosas que nos incomodan. Aquí te ofrezco 7 indicadores pero hay muchos más, si quieres puedes compartir los tuyos en comentarios.

En este punto la pregunta es ¿Tienes problemas de pareja que quieras o necesites resolver? Si la respuesta es sí y necesitas ayuda, yo estoy aquí para ello. Ponte en contacto conmigo y valoramos las posibles soluciones. Otra vida, más feliz en pareja es posible y te está esperando.

Durante el mes de Septiembre tengo una promoción especial para la primera consulta de Terapia de Pareja consulta las condiciones aquí

¿Quieres estar informado/a de las últimas novedades, todos los descuentos y futuras promociones? Apúntate ya a mi Newsletter aquí

Miriam Gómez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .