fbpx

Erotismo y sensualidad para mujeres

¿Quieres saber cómo puedes ser una mujer más sensual, cómo activar tu erotismo y (re)conectar con tu yo erótico? Estás en el post indicado, sigue leyendo.

Es curioso que independientemente de la generación a la que pertenecemos, a las mujeres en general, nos cuesta erotizarnos. Y parto de la premisa de que generalizar es mentir y de que en el sexo lo normal no existe y lo habitual está sobrevalorado.

El erotismo no es nada fácil de definir, puedes mirar en cientos de páginas que te hablan de erotismo sin que te expliquen qué es o cómo se define. Por ello hago un esfuerzo y te doy mi definición de erotismo, cómo yo lo entiendo. El erotismo es la expresión de nuestra sexualidad en todas sus dimensiones a través de nuestro cuerpo. Es la conexión sexual entre nuestra mente, nuestros sentidos y nuestro cuerpo que fluye y se expresa de formas distintas en cada persona.

Activa tu erotismo

Es muy fácil hablar con una mujer que se lamenta de la poca conexión que tiene con su pareja y al mismo tiempo darte cuenta que tampoco la tiene con ella misma. Quiere tener una sexualidad sana y feliz pero no dedica nada de tiempo a ella. Quiere una conexión con su pareja, pero ni siquiera está conectada consigo misma.

Necesitamos entender que para poder conectar con nuestra pareja sexual es muy importante que primero estemos conectadas con nosotras mismas.

Por todo ello y por mucho más necesitamos activar y cultivar nuestro erotismo. Para ello debemos desarrollar los sentidos, la actitud, la tolerancia, la autoestima, la conexión con el cuerpo…

¿Cómo (re)conecto con mi yo sexual, sensual y erótico?

Fácil. Tienes que empezar a dedicar tiempo de calidad a estar contigo misma. Deja de poner excusas, no me valen ni me interesan las excusas, todas son iguales: el trabajo me absorbe, con los niños no puedo hacer nada en casa a solas… Imagínate que te propongo que una vez en semana puedes ir 30 minutos a una caja de viento a coger billetes de 500€ ¿Tendrías tiempo para ir? Seguro que tu respuesta es sí, y eso nos indica que si no tienes 30 minutos a la semana para ti misma es porque no eres tu prioridad. El tiempo no se saca, se gestiona y se hace en función de prioridades. Pregúntate si para lo importante tienes tiempo o excusas.

Las mujeres tenemos muy interiorizado eso de no ser nuestra propia prioridad, de anteponer el bienestar de los demás, de ser cuidadoras, no nos permitimos mucho que nos cuiden, solo lo justo… Pues querida mía, eso tiene que cambiar. Si quieres recuperar tu sexualidad necesitas empezar a dedicarte el tiempo que te mereces. Prioriza y delega cuidados. Busca tu hueco semanal de 30 minutos como si fueras a ir a coger billetes de 500€ y empieza ya, esta semana, ahora mismo.

activa tu erotismo

Desarrollar el erotismo

Vamos a desarrollar la capacidad de ser y demostrar nuestro erotismo directamente con la práctica. Vamos a practicar una actitud positiva ante la sexualidad y vamos a ampliar los horizontes. Nuestra sexualidad no es solo sexo ni coito. Nuestra sexualidad incluye mucho más, incluye nuestra identidad, nuestro erotismo, placer, intimidad…

El desarrollo del erotismo se realiza trasladando nuestra sexualidad de la mente al cuerpo. A través de los sentidos vamos a empezar a dejar fluir nuestra sexualidad y vamos a tener una conexión especial con nuestro cuerpo erótico, que es la que nos va a permitir disfrutar de nosotras mismas y posteriormente tener una conexión sexual y erótica con otro persona y seguir disfrutando también de nuestro cuerpo.

En este momento tengo que haceros conscientes de que no todas vais a partir del mismo punto. La casuística es tan grande que sólo puedo decirte que no te compares con nadie. Tú tienes tus propias circunstancias personales, tu cuerpo te va a pedir un tempo concreto y tu trabajo es escucharlo y darle lo que necesite en cada momento, con amor y a tu ritmo.

La importancia del Mindfulsex.

El mindfulsex o sexualidad consciente es mantener la atención plena en nuestra sexualidad. Esto significa que queremos disfrutar del sexo en el momento, con atención plena en el presente, con el foco puesto en lo que está pasando a nuestro cuerpo ahora y no con nuestra mente. A veces pensamos que estamos presente en lo que está pasando, pero en realidad estamos en una película mental en la que nos estamos contando lo que está pasando en este momento a nuestro cuerpo o, estamos anticipándonos a lo que tiene que llegar o, a lo que no está llegando y pensábamos que tendría que estar sucediendo…

Vamos a centrarnos. Centramos las sensaciones en el cuerpo y empezamos a practicar sentido a sentido. Esto no se aprende en un día, ni en dos. La atención plena puede llevarnos mucho tiempo, pero sí notaremos mejoras sensoriales a medida que vamos practicando.

Trabajando los sentidos

Quizás es algo que nunca te has planteado, al menos no para todos los sentidos, pero créeme es lo más importante para el erotismo después de la actitud. El oído, el olfato, el gusto, la vista y por supuesto el tacto. ¡Ay el tacto! Que grandes placeres nos da nuestra piel.

Para empezar a trabajar los sentidos puedes usar elementos que tengas por casa o puedes darte un caprichito y comprar alguno especial, puedes echar un ojo en mi tienda online favorita, Diversual. Mi capricho más íntimo siempre son los aceites de masajes, sola o en compañía es lo que más me erotiza. Ahora te toca a ti encontrar el tuyo y lo descubrirás trabajando sobre ellos. Ahora veremos cómo.

Cómo trabajo los sentidos de una forma erótica.

El olfato; con velas aromáticas, con aceites de masaje que tienen olor, con tu perfume favorito, con perfume de feromonas, con incienso… con lo que a ti te guste y te transporte a un estado de relajación, bienestar, sensualidad y erotismo. No hay reglas, las reglas las pones tú.

La vista; me gusta deciros que es mejor no tener imágenes mentales, ceñirnos al presente y si es posible no usar imágenes de sexo explícitas sino más bien imágenes que te parezcan sensuales o erótica. De todos los sentidos para desarrollar el erotismo quizás sea el más prescindible. También puedes cerrar los ojos y potenciar y déjate llevar por el resto de los sentidos.

El oído; cuando estás en pareja es súper importante esos susurros cómplices, los jadeos, los gemidos, los gruñidos… Cuando trabajas los sentidos sola, si pones una música de fondo que te parezca sensual es perfecto. Anímate y créate una playlist de música que te erotice. Ademá deja salir los sonidos del placer de tu cuerpo. No te reprimas gime y nota cómo aumenta tu placer cuando lo expresas.

El gusto; utiliza alimentos, bebidas o juguetes comestibles. Tanto sola como en compañía puedes degustar eróticamente; fruta, chocolate, nata, vino, champán, cócteles… También puedes lamer el cuerpo de otra persona o el propio sin ningún otro elemento que no sea la piel, saborear su sabor, su sudor.

El tacto. Dicen lxs expertxs que de media las personas adultas tenemos 2 metros cuadrados de piel. ¿Te haces una idea cuánta piel es esa? Mucha. Yo cuando lo pienso solo veo las posibilidades infinitas que tenemos de conectar con nuestro cuerpo, a través de masajes, de caricias, de mimos.

Sin duda alguna el tacto es el sentido por excelencia para desarrollar nuestro erotismo. Hay vida, placer y zonas erógenas más allá de los genitales. Ahora te toca ponerte, nunca mejor dicho, manos a la obra y descubrir.

Ser tocados y hacerlo con amor es una necesidad que tenemos los seres humanos. Las mujeres que se quieren y se tocan, se dan masajes y disfrutan de su piel son menos vulnerables a terminar con una persona no deseada.

Ya tienes todos lo elementos ahora solo te queda agendar la cita y prepararla. Hacer una lista con lo que vas a hacer en tu cita y otra con las cosas que necesitas comprar, tener a mano o buscar. Deja todo preparado para que cuando llegue el momento de tener la cita contigo misma te puedas dejar llevar desde el primer momento y aprovechar el tiempo al completo.

Estas son solo algunas pinceladas para que empieces a activar tu erotismo. Pero hay mucho más que puedes hacer. Lo mejor es que no te creas nada de lo que te digo y que lo experimentes por ti misma.

¡Gracias por estar ahí!

¿Quieres compartir alguna experiencia conmigo? Te leo

Miriam

Publicado por Miriam Gómez Galocha

Pedagoga, sexóloga y feminista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *