Empoderamiento y Autoayuda.

Me gustaría compartir hoy con vosotrxs lo que pienso sobre la autoayuda y su relación con el empoderamiento femenino.

Yo he sido, y en parte soy, una gran consumidora de libros, post y cursos de autoayuda. He realizado una defensa acérrima de la autoayuda y creo que la autoayuda es muy eficaz, pero sólo para cierto tipos de personas. Pero desde hace un tiempo…

… desde que estoy de pleno en el estudio del empoderamiento creo firmemente que, la autoayuda es un parche que se le pone a las carencias brutales que existen en el sistema educativo, sobre todo en mujeres.

Yo he podido pensar, en determinados momentos de mi vida, que tenía baja la autoestima porque me habían pasado x cosas, pero no ha sido hasta hace poco que, me he dado cuenta de qué no he sido educada para mantener la autoestima a la alza, sobre todo en lo que a la autoimagen se refiere. Se nos bombardea constanteme con la perfección, que no existe y que, de una u otra forma una persona con espíritu perfeccionista quiere buscar para su vida.

A veces las mujeres somos nuestras peores enemigas. Hay que dar solución a esto, hasta que vayamos en el mismo sentido, no avanzaremos.

Estas carencias, las que faltan en la educación para que la mujer sea fuerte, son precisamente las que además apartan a la mujer del empoderamiento femenino. Por lo cual, creo firmemente que una mujer con la educación/formación que le dirige al empoderamiento, no necesita autoayuda. Y no quiero decir con esto que no pase por malos momentos en su vida, porque todos somos susceptibles de tener malas rachas, lo que quiero decir es que una mujer a la que se educa con confianza, con autoestima, con valores personales, con conocimiento de su valía… tiene recursos necesarios de autoayuda, ya aprendidos.

Educar para tener y mantener tu autoestima no es lo mismo que dejar que la pierdas para luego intentar recuperarla.

¡Qué bonito sería educar a “lxs consideradxs débiles” para ser fuertes!

  • No te juzgues.
  • Quiérete y háblate.
  • No uses la violencia contigx mismx.
  • Acéptate tal y como eres.
  • No te crees complejos.
  • No te sientas presionado por la sociedad.
  • Ser imperfectx es lo normal.
  • Se tu mejor amigx.

Sí lxs educamos como débiles, serán personas débiles. Si lxs educamos como fuertes, serán personas fuertes.

empoderamiento y autoayuda

La educación lo es todo, y por ello el verdadero empoderamiento femenino tiene que empezar desde abajo. El reto ahora es crear conciencia sobre la importancia del empoderamiento femenino para que las mujeres empiecen a educar bajo esa perspectiva, la del empoderamiento femenino universal y tendremos nuevas generaciones de mujeres empoderadas.

Nota. Hay que educar bajo la perspectiva del empoderamiento femenino a las mujeres y también a los hombres.

Si te ha gustado, comparte! Además nos gustaría saber qué piensas, deja tu comentario!

By Galocha.

Anuncios

Empoderamiento y Orgasmo Femenino.

Desde que estoy de pleno en el estudio del empoderamiento de la mujer o empoderamiento femenino, como a mí me gusta llamarle, no puedo dejar de pensar en la relación directamente proporcional que hay entre el empoderamiento y el orgasmo femenino.

Hay muchas autoras como las de la Comisión de Mujeres y Desarrollo* que entienden el empoderamiento como un doble proceso: individual y colectivo.

El empoderamiento individual, la adquisición de los recursos necesarios para ser autónoma, libre y con voz y voto.

El empoderamiento colectivo, la capacidad de llevar a cabo los cambios sociales propuestos con el fin de que la sociedad sea justa e igualitaria, especialmente en materia de relaciones entre hombres y mujeres.

En la sexualidad, influyen mucho, más que en muchos otros temas que el empoderamiento sea individual y colectivo. Ya que la presión social que ejerce el colectivo y la cultura en la que te mueves pueden interferir con el empoderamiento individual.

Cabe decir que a veces el empoderamiento puede ser una cortina de humo y que realmente este no exista como tal.

Ahora bien ¿Qué tiene que ver el empoderamiento con los orgasmos? Todo.

La estructura patriarcal imperante en la mayoría de las culturas limita la sexualidad de la mujer a tener hijos y complacer al marido. A las mujeres se les ha negado el placer, se les ha enseñado a no sentir, a reprimir sus deseos cuando estos nacen en la adolescencia…

¿Dónde reside el verdadero problema de estos casos? En la percepción de la mujer.

Es más habitual de lo que se piensa recibir en consulta a una mujer que declara abiertamente que jamás ha sentido un orgasmo. Que en ocasiones “hasta” consigue excitarse, pero que nunca ha conseguido llegar al clímax, y luego muchas sueltan la coletilla o eso creo.

¿O eso creo? Claro que no! Les digo. Si hubieras llegado al Orgasmo créeme que lo sabrías.

La percepción de la mujer es que todo está bien, su educación ha sido buena, se mueve en un buen ambiente donde el sexo no es tabú, pero… no consigue llegar al orgasmo. He aquí la cortina de humo. Ella por sí sola no ha sido capaz de ver qué un conjunto de pequeñas actitudes aprendidas le han hecho una mujer incapaz, hasta el momento de sentir y disfrutar del sexo como un derecho como ser sexuado. Y aquí empieza mi labor, que como os podéis imaginar finaliza de manera muy gratificante, con un orgasmo! 😉

Una mirada a la estructura patriarcal.

La mujer le confiesa al marido que jamás ha tenido un orgasmo, cosa que al marido preocupa muchiiiiisimo. Pero no os creáis que les preocupa por ella, porque generalmente no. Generalmente lo que les preocupa es su hombría, como un macho ibérico como él no ha conseguido que su mujer tenga un orgasmo… y lo peor, y si se entera alguien de esto? ¿Dónde quedará su reputación?

Por supuesto, ambos están de acuerdo, marido y mujer, que ella tiene un problema. Y es entonces cuando se encuentran conmigo.

Tras la entrevista pertinente, la mayoría de las mujeres el único problema que han tenido es no haber sido educadas bajo una visión de empoderamiento femenino. O lo que es lo mismo, la educación que han recibido por parte de su familia y de la sociedad, le ha hecho ser una mujer dependiente y sumisa para una sociedad patriarcal.

Aunque el concepto es relativamente nuevo, en estos casos lo que se realiza es un empoderamiento femenino por el cual la mujer va a recuperar entre muchas otras cosas su autoestima, su valor y sus orgasmo.

Cuando una mujer se permite ser ella misma y darse el valor que tiene, los orgasmos y los éxitos llegan solos.

Cierra los ojos y sueña
Ilustración de @sarafratini

Seguiremos hablando de este tema y otros relacionados. Me gustaría mucho escuchar lo que piensas al respecto, déjanos un comentario. Y si te ha gustado, comparte!

 By Galocha

*El proceso de empoderamiento de las mujeres. Guía metodológica. Junio 2007.

El Empoderamiento Espiritual de la Mujer. Escrito por una nativa Americana.

Aunque hay partes que no comparto, me ha parecido un texto muy bonito para reflexionar.

Extraído del libro “An Old Woman Speaks” –Traducido del inglés por Tahíta

Estamos ante una nueva Era. La antigua cultura maya habla de este cambio, el final de su antiguo calendario en 2012, y el comienzo de una nueva era. Ellos, junto con muchas otras culturas indígenas, también hablan de que esta vez, lo que viene será de un carácter más femenino, con sede en el corazón.

Pero las mujeres en nuestro mundo moderno tienen un problema. Han comenzado a ser financieramente independientes y capacitadas profesionalmente. Sin embargo, la necesidad más importante, que es su empoderamiento espiritual, a menudo se ha descuidado o ignorado.

Nuestro mundo está ya en transición y será un momento difícil hasta que florezca una nueva era de paz y entendimiento. Si nuestro mundo ha de sobrevivir, las mujeres espiritualmente deben ocupar su lugar para ayudar. Es hora de que den un paso hacia adelante. La hora de permanecer escondidas ha terminado.

La mayoría de las personas “conscientes” saben que es necesario sanar a nuestra Abuela Tierra si queremos sobrevivir. Sin embargo, es igualmente imperativo también curar a los demás a través del amor, la compasión, el respeto y, sobre todo, la oración. Las Oraciones del corazón son una de las influencias más poderosas en el universo. Por otra parte, las mujeres también tienen que ayudar a los hombres a desarrollar sus propios aspectos femeninos de delicadeza y sensibilidad, compasión y bondad. Tienen que ayudar a los hombres a aprender a trabajar desde el corazón.

Si no hacemos esto, no podemos ayudar a nuestro planeta y la humanidad en riesgo de extinción.

Las mujeres son realmente poderosas, poseen dones únicos. Es por eso que han sido consideradas una amenaza por tantas culturas modernas dominadas por los hombres y la jerarquía religiosa. Las mujeres están especialmente sintonizadas para caminar, tanto en el mundo espiritual como en el mundo material. Son grandes promotoras y creadoras de energía y el cambio. Su gran capacidad de integración las ha hecho especialmente empáticas y dotadas para ver y comprender el pasado. En última instancia, sus roles como cuidadoras y alimentadoras han abierto sus corazones y la conciencia en muchos niveles del universo. Sus dones espirituales pueden ser profundos.

Por desgracia, las mujeres han comenzado a perder esa comprensión de sus dones, ya que han luchado por sobrevivir en las sociedades insensibles de hoy. Muchas viven como víctimas de la violencia, víctimas de delitos contra el honor. Con demasiada frecuencia, sus corazones se sienten dolidos, inundados de miedo. Se han olvidado de quiénes son. Se han olvidado de sus instrucciones originales como seres humanos y como mujeres.

Sin embargo, la mayoría de las culturas indígenas reconocen las cualidades únicas y poderosas de la mujer. En muchas culturas fueron veneradas y respetadas. En algunos casos, toda la estructura de la sociedad era matriarcal. En otros, los dones espirituales especiales de las mujeres fueron reconocidos y considerados imprescindibles para conectar con la Divinidad. En todo el mundo indígena, las mujeres a menudo cumplen roles como dirigentes, asesoras o guardianas de sabiduría. Muchas veces, ellas son curanderas de la comunidad y videntes, aunque eso, en algunas culturas, se reserva para las mujeres en edad post-menopáusica.

También se reconoce que la mujer en su luna, su período de menstruación, es más poderosa, aunque se considera un momento en el que ella está perdiendo literalmente su sangre por la humanidad, purgando y purificándose a sí misma para hacer espacio para las energías creadoras y la vida por llegar.

Debido al carácter sagrado de esto, algunas culturas indígenas sacan a sus mujeres fuera de la aldea durante su tiempo de luna. Esto no es una prohibición o discriminación, como se supone popularmente hoy. Es un período de protección y descanso de las duras tareas de sus vidas, unos días de descanso al mes. Es un tiempo en que se reúne con otras mujeres y le sirven comida que no tiene ella que cocinar. Es también un tiempo para la reflexión o el intercambio y la vinculación con otras mujeres. En resumen, un momento de respeto, honor y descanso.

Durante este tiempo, también no participan ni se acercan a cualquier ceremonia que se realiza. Hay una buena razón para ello. La razón principal, muy lógica, es que nunca es una buena idea iniciar una ceremonia mientras que otra está en proceso, y ese período suyo es considerado una ceremonia

Una segunda razón se refiere a las poderosas energías, sin control a veces que suelen aparecer en la mujer cuando está en tiempo de su luna. Pocas mujeres saben cómo controlarla y esa energía es capaz de cualquier explosión, con o sin intención.

Las antiguas culturas sabían y entendían estas cosas. Por desgracia, la verdad a menudo se ha perdido en el camino de los nuevos tiempos o malinterpretado y llevada a la falsedad. Las mujeres casi han olvidado su lugar en el Universo.

Así que es hora de que las mujeres empiecen a buscar a su poder, a respetar sus cuerpos y sus ciclos .Es de vital importancia que las mujeres opten por sanarse y recuperar la comprensión de sus propios dones únicos, para volver a reclamar su propio poder. Luego le corresponderá a cada mujer, según su creencia y su Divinidad, la forma de manejar todo éste poder.

Se dice que somos la séptima generación sagrada. Para nuestros hijos y nietos, para las próximas 7 generaciones, para nosotros, es el momento de que las mujeres aprovechen su poder y se pongan a trabajar para ayudar a salvar nuestro mundo. Las mujeres no solo pueden hacerlo, sino que son particularmente adecuados para ello. Pero es una elección.

Por Stephanie M. Schwartz, escritora independiente, miembro de la Asociación de Periodistas Nativos Americanos

Reflexiones preliminares de Empoderamiento Femenino.

Para saber dónde queremos ir, tenemos que saber de dónde venimos.
Las mujeres venimos de una sociedad machista que nos ha mantenido reprimidas en casa, siendo criadas y señoras de, una sociedad donde las mismas mujeres eran las que difundían y perpetuaban ese machismo, por la educación ofrecida en desigualdad a niños y niñas, una sociedad patriarcal en la que éramos poco menos que ciudadanos de segunda clase. Y es importante no olvidar que aún en muchos países esto sigue ocurriendo.

Quiero aprovechar para deciros que cada día me parece más interesante estudiar la Historia de Mujeres y desde aquí os animo a hacerlo, yo por mi parte pondré mi granito de arena para compartir info que encuentre interesante.

Además de tener un pasado, tenemos que entenderlo, para mejorar nuestro presente y hacer un buen plan de futuro. Por eso os lanzo una pregunta ¿Se puede justificar a nuestras abuelas o bisabuelas que tuvieron o tienen una actitud machista y cuyo principal reflejo se ve en la diferencia entre la educación recibida por sus hijxs?

Testimonio real: “Me arrodillaba para abrocharle los zapatos a mi hermano, para que no se le arrugara el traje, cuando se iba a estudiar a la Universidad. Mientras yo me quedaba en casa ayudando a mi madre en las tareas del hogar”. La mujer que dice esta frase es mi madre,a la cual hemos tenido que reeducar, mi hermana y yo, para que perdiera ese punto machista con el que ella había sido criada y que durante años formo parte de mi educación. Ese punto machista que a veces le sigue saliendo de forma “natural” y por el cual le hacemos reflexionar.

A pesar de que hay grandes mujeres en la historia que empezaron a mover los hilos para que las mujeres tuviéramos voz y voto, en muchos casos literalmente (Clara Campoamor)*, puedo entender, aunque no justificar, que haya mujeres que, al vivir en situaciones más desfavorables, en dictadura, en probreza extrema con muchos hijxs y poco tiempo  o simplemente quisieran que sus vidas fueran más fáciles, dejándose llevar y sacrificando ser persona por vivir en armonía según las reglas dictadas. Seamos conscientes de que el miedo, la falta de información, la invisibilidad de la mujer y los siglos de opresión y negatividad que cargaban sobre ellas no eran fáciles de superar, nadar contracorriente cansa demasiado a pesar de que alguna pudiera tener alma de inconformista.

Clara Campoamor
Clara Campoamor

¿Cual fue la clave entonces para que esas heroínas, esas mujeres de alma inconformista lograran mantenerse firmes y luchar? Sin duda alguna, LA EDUCACIÓN que les habían permitido tener y que les abrían las puertas a un pensamiento crítico. Existen muchos casos de mujeres de alma inconformista que no tuvieron fuerzas suficientes para luchar pero que educaron a sus hijas para que fueran fuertes y ellas si que lo hicieran.

A día de hoy lo más importante es mover la conciencia machista en las mujeres, ya que de ellas sigue dependiendo en gran parte la educación de niños y niñas y por tanto en ella está el hacer hombres y mujeres educados en libertad e igualdad, sin machismos y con unos valores humanos en el que todxs somos iguales y tenemos los mismos derechos y deberes. Yo apuesto por una educación en igualdad real, y esa educación pasa por dar valor a la mujer y por tener una correcta educación sexual, ya que para el desarrollo de la mujer es muy importante conocer su cuerpo, para poder controlar su futuro.

Últimamente suena, cada vez con más fuerza, el empoderamiento femenino ¿sabes en qué consiste?

Empoderamiento Femenino

Def. Empoderamiento: se refiere al proceso por el cual se aumenta la fortaleza espiritual, política, social o económica de los individuos y las comunidades para impulsar cambios positivos de las situaciones en que viven. Generalmente implica el desarrollo en el beneficiario de una confianza en sus propias capacidades. (wikipedia)

No te pierdas los próximos post en los que nos adentraremos a fondo en el Empoderamiento Femenino.

Si quieres ver la película de Clara Campoamor, la mujer que consiguio el voto de las mujeres españolas, merece mucho la pena pincha aquí.

By Galocha.