fbpx

Cómo saber si tengo vaginismo y qué hacer para solucionarlo

Seguro que tienes un montón de preguntas en mente sobre vaginismo. Puede que ya hayas pasado por muchas webs y sepas que lo tienes pero quieres aprender más. O puede que recientemente le hayas puesto nombre a lo que te pasa y aún estés un poco perdida. De cualquier modo estás en el sitio adecuado ya que hoy te voy a dar las claves principales para saber si lo que sufres es vaginismo y si es así lo que puedes hacer para solucionarlo. Porque eso es lo que llevo haciendo más de una década, ayudar a mujeres a curar su vaginismo.

¿Cómo saber si tengo vaginismo?

Tienes vaginismo si para ti es imposible físicamente mantener una relación sexual con penetración vaginal. Tu vagina se contrae y se cierra de manera involuntaria haciendo imposible la penetración.

Si tienes mucho dolor en la penetración y ésta no siempre es posible puede que también estés sufriendo vaginismo.

Seguramente seas una persona con fobia al dolor y la intimidad con tu pareja te crea mucho estrés. Temes el coito por dolor anticipado.

Puede que sepas bastante de sexualidad pero aún así tus genitales te dan cosa. No los miras ni los tocas.

Es muy posible que en la intimidad en las relaciones sexuales que mantienes con tu pareja, que no coito, tu siempre tienes el control. Incluso mantienes posturas de seguridad en la que estas rígida cerrando las piernas y con las manos preparadas para esquivar.

Ojalá y no seas una de las personas que llega hasta aquí por haber sufrido abusos sexuales o hayas pasado por una experiencia traumática. Pero si es tu caso, siento mucho que hayas tenido que pasar por eso pero no te preocupes que te puedo ayudar. Lo superaremos juntas si tu quieres.

Las razones que te han traído hasta aquí pueden ser tres, aunque yo espero que sea la primera y así ya habremos empezado el camino a tu nueva vida. Sino trabajaremos en ello codo con codo hasta que recuperes la confianza y la autoestima.

Quieres solucionar tu vaginismo por ti misma, porque quiere vivir una vida sexual plena.

Quieres solucionar tu vaginismo porque temes perder a tu pareja y ya estáis al límite.

Quieres solucionar tu vaginismo porque quieres ser madre.

cómo saber si tengo vaginismo
Photo by Cristian Newman on Unsplash

La dura realidad de una mujer con vaginismo es que tiene una vida con bastante sufrimiento. Porque el sexo está por todos lados. El vaginismo se sufre en silencio. Pero ahora ya puedes hacerlo conmigo. Yo te voy a entender porque todas sois únicas pero tenéis muchas cosas en común.

¿Qué puedo hacer para solucionar el vaginismo?

La mejor forma de solucionar el vaginismo es empezar entendiendo qué y porqué te ocurre y una vez que lo has comprendido e interiorizado tienes que querer solucionarlo para ti misma. Para poder desarrollarte de una forma sexualmente sana. Sin miedos. Y todo lo demás ya vendrá luego: las parejas, los hijos.

Una vez que ya lo tienes claro, quieres solucionarlo y quieres hacerlo por tí, porque te lo mereces, porque ya es hora de sentirte bien con tu sexualidad y contigo, porque ya es hora de poder llegar en el sexo hasta donde tú quieras, porque ya es hora de dejar de sentir miedo. Llega el acudir a terapia sexual.

Y es aquí donde tenemos la mejor noticia para tí hoy. El vaginismo se cura. En 10 sencillos pasos le pones solución a este problema que lleva tanto tiempo atormentándote. La terapia es muy efectiva y si no te rindes, en 3 meses serás una persona nueva para el resto de tu vida. Y yo estoy aquí para ayudarte a conseguirlo.

¿Cómo puedo realizar esa terapia?

Mi principal preocupación eres tú y por ello tienes tres opciones para que tu elijas la que más se adapte a tus necesidades.

  • Consulta tradicional presencial en Madrid.
  • Consulta por Skype
  • Online a través de la escuela de vaginismo

La escuela de vaginismo sigue un método de 10 pasos totalmente testado en los 10 últimos años y es la opción más económica del mercado. No encontrarás nada igual en calidad y precio, además con asesoramiento personalizado.

La inauguración de esta escuela virtual fue en Mayo de 2019. Completamos en tiempo récord las 10 plazas disponibles. Y ahora está abierta una segunda convocatoria para empezar en Octubre de 2019. Preguntanos disponibilidad y precio, si llegas tarde siempre puedes reservar tu plaza para la próxima convocatoria.

¡Imagínate empezar el año con tu vaginismo solucionado! Podrías empezar una nueva vida. 2020 el principio de una nueva vida.

Para cualquier duda o para reservar tu plaza escríbeme a sexfemenina@gmail.com y te amplio la información.

Pronto más noticias sobre la escuela.

Para saber más:

¿Quieres estar informado/a de las últimas novedades, todos los descuentos y futuras promociones? Apúntate ya a mi Newsletter aquí

Miriam Gómez

La Cultura de la Violación

Hace poco asistí en una de mis librerías favoritas Mujeres y compañía a un encuentro de lectoras sobre el libro de Roxane Gay «No es para tanto. Notas sobre la cultura de la violación» y salí pensando que tenemos mucho que hacer.

Portada del libro de Roxane Gay No es para tanto

Dirigió la charla Jana Leo; Filósofa y artista autora del libro Violación en Nueva York. La acompañaban Marisa Soleto y Celina Alvarado.

Marisa Soleto es la presidenta de la Fundación mujeres, jurista especializada en desarrollo de políticas públicas en materia de igualdad de condiciones.

Celina Alvarado es artista y profesora de la UC3M.

Desde aquí quiero agradecer a las tres que compartieran generosamente sus conocimientos y vivencia sobre el tema que nos reunían, la violación.

Los datos en España nos dicen que cada 8 horas una mujer es violada, lo que nos lleva a 3 mujeres al día, que al año supone 1095 mujeres violadas. Lamentablemente estos son los datos de las que han interpuesto denuncia, me dan escalofríos pensar cual será la cifra real. Se estima que sólo denuncian 1 de cada seis.

Acudí al encuentro porque soy fan absoluta de Roxane Gay y días antes acababa de leer este libro y me había gustado mucho. Pero la verdad es que no me imaginaba todo lo que aquella charla iba a remover en mí. No tome notas al pie de la letra porque no pensaba escribir sobre ello, sólo quería empaparme yo de todo, pero no he podido hacer otra cosa que compartir con todas vosotras aquellas notas que tome y mis inquietudes posteriores.

El encuentro se empezó leyendo un texto seleccionado del epílogo. Yo he hecho mi propia elección. He elegido el primer párrafo de este epílogo para mostrároslo como parte representativa y para animaros a leer y regalar el libro.

Este libro principalmente parece estar hecho para educar a los agresores. La única manera que yo veo efectiva de llevar a cabo esta educación es desmantelando la construcción que hace pasar el abuso sexual como acto sexual. En primera persona las autoras/es explican uno a uno los falsos imaginarios de los agresores y muestran el efecto de la agresión en su vida diaria.

Jana Leo.

Me gustaría resaltar una de las cosas que dijo Marisa. Se está trabajando para que los delitos de abusos sexuales y violación no prescriban porque las víctimas, sobre todo cuando son niñas pequeñas necesitan tiempo. Tienen que asimilar lo que les ha pasado, tienen que aprender a verbalizar sus sentimientos, tienen que encontrar un entorno en el que se sientan seguras y luego estar preparadas emocionalmente para contarlo con todo lo que ello conlleva. Y para todo esto se necesita tiempo, si los abusos y violaciones prescriben los agresores se van de rositas. 

Otro día os escribiré un post de cómo debemos actuar si pensamos, sabemos o descubrimos que una niña esta sufriendo abusos sexuales.

Me pareció muy generoso que Celina nos acompañara y que fuera la primera vez que en público hablaba de su violación. Ella dió muchas claves sobre lo que pasa cuando quien te viola es un familiar directo. La resistencia familiar cuando uno de los miembros del núcleo central es el violador. En esos casos no dejamos de ser molestas y de incomodar al resto por hacerlos conocedores de una situación de violación.

Un ejemplo de este caso es el hijo que se entera que su padre ha violado a su hermana, pero el tenía a su padre como un referente de vida. Conocer esta noticia le incomoda. La situación le remueve sus cimientes, le pone su vida del revés. Incluso pueden llegar a la evitación porque no se quieren posicionar.

Celina además insistía en que te quedas sola. Sentimiento que Jana también afirmo. Decía que hay que ser consciente y estar preparadas para quedarte sola cuando lo cuentas.

Tremendamente interesante son las conclusiones de Jana que destaca el tema de las emociones, no nos conocemos, no sabemos darle nombre a lo que nos pasa, no sabemos relacionarnos con nuestros sentimientos, no sabemos gestionarlos. De lo que podemos deducir que la Inteligencia emocional es un pilar básico para mujeres víctimas de abusos sexuales.

Otros muchos temas salieron a colación.

El cuestionamiento a  las víctimas. La víctima pasa a ser juzgada, se pone en duda su conducta y su moral, y se crea una sombra de culpabilidad que le acompañará mucho tiempo. Son las víctimas de esas violaciones quienes reciben un trato duro y son cuestionadas hasta el hastío.

La violación no esta lo suficientemente estigmatizada en nuestra cultura y es por eso que muchos de los aspectos que la perpetúan se siguen transmitiendo.

La invisibilización de las víctimas en la sociedad. Nos contaba Jana Leo como a ella se le denegó un puesto en una Universidad en Nueva York por tener escrito un libro en el que cuenta que le han violado. Si te han violado no puedes ser un referente para tus alumnos, seguramente porque ellos sigan pensando en la justificación del violador o en la culpabilidad de la víctima.

No es para tanto es la frase que recoge que si te violaron estas viva y lo puedes contar y seguir con tu vida es porque tu violación no fue para tanto. Lo peor de esta durísima frase es que incluso las mujeres que han sido violadas en algún momento lo piensan y se maltratan por lo que están sintiendo.

Cultura de la violación
Photo by Sydney Sims on Unsplash

 

Algunos movimientos surgidos recientemente hacen que en la conciencia colectiva empiece a moverse la inconformidad con la cultura de la violación establecida. Las redes sociales muchas veces tienen ese magnífico poder como agente educador y de cambio.

Algunos de los hashtag usados en twitter

#Metoo #AcosoenlaUni #NoesNo #Solosíessí

Próximamente escribiré un post sobre la Cultura de la violación, mientras tanto os dejo mi reflexión en voz alta

¿Qué puedo hacer yo para cambiar con un granito de arena todo esto? Mi respuesta es intentar educar a quien este receptivo para ello. Por eso creo este post y os cuento mis inquietudes sobre el tema. Además creo que se puede estar alerta, ser más comprensiva con las mujeres que se abren a contarte lo que les ha pasado y lo que están sufriendo. Creo que debemos intentar salir fuera de la cultura de la violación para verla desde fuera y empezar a señalarla con el dedo.

¿Y tú, que puedes aportar para que deje de existir la cultura de la violación?

Miriam Gómez Galocha

10 consejos para mejorar tu sexualidad

eye-for-ebony-399310-unsplash
Photo by Eye For Ebony on Unsplash

A veces construimos vidas tan complejas y ocupadas que necesitamos un toque de atención para parar en seco, prestar atención a lo importante y conectar con nuestra esencia, lo que somos. Necesitamos volver a lo básico.

Cuando de sexo se trata, además, nos dejamos llevar por otros factores externos para amoldarnos a una «normalidad» ficticia que muchas veces se nos antoja extraña, ajena y complicada de seguir.

Por todo ello, hoy vamos a parar en seco, nos vamos a tomar unos minutos y repasaremos juntas estos 10 consejos sencillos y básicos para mejorar nuestra sexualidad.

  1. Lo normal no existe y en el sexo menos. Lo que nos lleva a no tener que intentar llegar a sitios dónde no me veo, ni tener que pensar en dejar de ser lo que soy.
  2. Cuestiona lo que se te presupone por tu sexo,género,edad… No existe lo normal, pero además no existe una forma correcta de actuar por ser hombre o mujer, por tener genitales femeninos o masculinos o por tener una edad determinada. Tu puedes ser como quieras sin que nadie te tenga que dar permiso y sin que tengas que justificarte.
  3. El sexo es una constante de cambio y por ello nunca tenemos que caer en la trampa de que ya lo sabemos todo. Nunca lo vamos a saber todo, siempre habrá cosas que podamos aprender. Mira tu sexualidad con la mirada curiosa y picara que se merece.
  4. Escúchate más a menudo. Y por supuesto hazte caso. Tu cuerpo te habla y si lo escuchas podrás descubrir muchas cosas que se te habían pasado por alto. No tengas miedo a sentir.
  5. Respétate, quiérete, mímate. El respeto a tu persona nace de ti misma, tu tienes que ser la persona que más te quieras. Este punto es muy importante a la hora de relacionarnos con los demás y para mantener una autoestima alta y una salud mental óptima.
  6. Lee. Hay muchos y muy buenos libros sobre sexualidad. También tenemos muchos blogs y literatura erótica. Esto te permitirá vivir otras vidas, experimentar desde la comodidad de tu sillón o simplemente empezar a crecer en un terreno en el que quizás te habías quedado obsoleta.
  7. No te conformes, nunca te conformes con menos de lo que necesitas. Aprende a decir lo que te gusta y lo que no te gusta. El sexo es mucho más que coito.
  8. Hablar de sexo con gente de confianza es un ejercicio estupendo para ser consciente de lo iguales y lo diferentes que somos y además crea una energía que te impulsa a la acción. Plantear dudas, compartir experiencias, admirar las diferencias, reconocer el desconocimiento… Destierra mitos de tu vida.
  9. La compatibilidad sexual es importante en una pareja. Se puede tener, perder, buscar, encontrar, conservar. Solo tienes que saber dónde estás y dónde quiere ir.
  10. Busca ayuda profesional si lo crees conveniente, no te fíes de fuentes dudosas e invierte en tu desarrollo y conocimiento psicosexual.

Miriam Gómez Galocha

Educación sexual Cómo explicar la diversidad sexual a pequeñxs y mayores

En el útlimo post explicaba que significa LGTBIQ+ ¿Cómo podemos usar esta información para educar?

Me gustaría hacer un inciso antes de empezar. Existe la creencia de que tenemos derecho a criticar y juzgar a los demás pero no tenemos el deber de educar. Es muy importante que las personas que se interesan por conocer el sexo y las sexualidades diversas se conviertan en agentes activos de educación sexual. No, no es necesario ir dando lecciones cual sabidillx. Pero si que es urgente abrir la mente de los demás bajo una información veraz, diversa y respetuosa. De sexo se habla, mucho. Hay temas que merecen ser tratados con respeto, como el tema de las identidades sexuales, y es en esos casos donde podemos y debemos educar.

Las siglas LGTBIQ+ han sufrido bastantes cambios porque lo que se intenta es que sean inclusivas y todo el mundo se pueda reconocer en ellas. Este hecho ya es positivo en sí. Aunque personalmente creo que aún queda bastante.

Cuando somos lxs máximxs reponsables de la educación de un/a menor hay datos estadísticos a tener en cuenta.

Según los estudios de Kinsey un 10% de los hombres estadounidenses es homosexual: ello debería ser extrapolable tanto al otro sexo como a diferentes países, creando un 10% de personas homosexuales en todo el mundo.

Actualmente se considera que el 15% de la población no es heterosexual. Lo que se puede traducir en que en cualquier aula de colegio entre 2 y 3 niñxs no van a ser heterosexuales. Pudiéndose sentir identificadxs con cualquier otra identidad sexual; que recordemos que es su sexo psicológico, lo que ellos sienten que son. ¡Lo importante que es para ese 15% que haya niñxs educadxs en valores positivos hacia la diversidad sexual! Y sobre todo si ellxs también lo están.

Con tres años tu hijx se puede considerar transgénero, o lo que es lo mismo, no sentirse identificadx con su sexo biológico. Cuando esto ocurre, lo que necesita es un apoyo fuerte para entenderse, respetarse y poder seguir siendo fiel a sí mismx. Lxs niñxs tienen una visión del sexo mucho más sana, cuidémosle y démosle la infancia que se merecen, ¡FELIZ!

No puedo estar más de acuerdo con lo que dice Albert Espinosa en su libro Brújulas que buscan sonrisas perdidas; «Somos traumas de la infancia»

Te recomiendo el documental El sexo sentido de niñxs transgénero.

Seguramente si tu hijx te plantea dudas o te hace preguntas respecto a su sexualidad o la sexualidad en general es porque hasta ahora lo has hecho bien, confía en ti. ¡No lo estropees! porque te puede necesitar en un futuro próximo. Esta situación también se puede dar en educadorxs, tutorxs y familiares directos. Así que tenemos que estar preparadxs para ello si estás rodeadx de niñxs que te importan y para los cuales puedes ser un referente.

Son muchxs lxs niñxs que se sienten diferente y se aíslan de sus iguales en colegios/institutos, pero el gran problema o la gran preocupación para ellxs es que en sus casas, sus familias, también de una u otra forma le rechacen o no le hagan sentir la seguridad que necesitan. Y ese es el mayor de los problemas sin duda. Y está de nuestras manos que no pase.

Es comprensible que mucha gente se sienta superada por la situación pero no es perdonable que no actúen. ¿Pero cómo? Muy fácil. Primero acude a buscar información y edúcate sobre el tema: estudia, prepárate y luego actúa. Muestra con hechos y palabras el apoyo incondicional. Acepta e interésate por lo que siente. Anímale a que se desarrolle socialmente tal y como es. Que no tenga que fingir ser otra persona. Que sienta que tu eres su apoyo principal e incondicional en todo momento durante su desarrollo. Que vea en ti una fuente de conocimiento honesta y fiable. Esto es lo que marcará la diferencia.

La mayoría de los padres y madres prefieren que sus hijxs sean heterosexuales cisgénero para que no se salgan de la norma y sus vidas sean «más fáciles».

Un padre o madre que respete y acepte la diversidad sexual no se preocupa por lo que su hijx quiera ser, porque acepta de antemano que será lo que quiera ser. Y sabe que su misión es ayudar a que sea feliz.

¿Cómo se le explica a un/una niñx que es LGTBIQ+?

Hay que explicarlo tal cual, sin connotaciones añadidas. Elegir bien las palabras es la clave. Huir de palabras chistosas y aprovechar para explicar bien las sexualidades diversas. Este tema a lxs niñxs les creará mucha curiosidad. Hay dominar los términos y tratar el tema con tanto respeto y cariño como para que si tu hijx se siente identificado en alguna de tus explicaciones, pueda sentirse arropadx y comprendidx con tus palabras. Y si no lo es, ese respeto es el que mostrará llegado el momento con lxs personas que se crucen en su vida que no atiendan a lo estándar. Porque es cómo lo ha aprendido, con respeto y asertividad.

Las personas solo retenemos lo que somos capaces de entender, por lo tanto no te preocupes por dar información de más.

La confianza que creas en tus hijxs hablando de temas como este, hará que vuelvan a ti siempre que lo necesiten. Ser el/la referente de conocimientos y sabiduría es un orgullo para un padre o madre. Y ser la primera persona a la que le cuente sus problemas es un privilegio, por lo tanto, no pierdas ninguna oportunidad para ir creando esto lazos de confianza.

Hay que aprovechar la curiosidad de lxs niñxs, en este caso por ejemplo podemos aprovechar el momento para hablar de los distintos tipos de familia que hay en la sociedad y de inculcar los valores de que tenemos que querer a las personas por lo que son y no por su sexo, género o tendencia sexual. Sobre todo, porque eso a nosotros no nos incumbe, cada uno hace con su vida lo que quiere.

Me he centrado mucho en lxs niñxs, pero la realidad es que esta educación también se puede hacer con iguales o incluso con nuestrxs padres/madres. La exposición es la misma hay que tratar con respeto a los demás. Hay que reconocer la diversidad sexual como un derecho y el respeto a ser como un deber. No hay que tener miedo, hay que conocer a las personas por lo que son, no por como visten, sienten o por a quien meterían en su cama, porque eso a nosotros nos da igual.

Entre todxs conseguiremos una sociedad más respetuosa, estoy segura de ello.

Miriam Gómez

Qué es LGTBIQ+ Educación sexual para todes

¿Qué siginifica LGTBIQ+? Lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, intersexuales y queer.

¿Cómo y dónde enmarcamos cada uno de estos términos?

Estamos acostumbradxs a tener todo muy enmarcado para saber a qué nos enfrentamos. Es el miedo a lo desconocido el que impulsa al ser humano a querer ejercer algún tipo de control aunque sea definiendo y categorizando todo. Precisamente algunos de los términos que vamos a ver lo que quieren es escapar al encasillamiento y nacen de una necesidad de ser más fluidos con el medio.

LGTBIQ+

Sexo Biológico.

Se corresponde al sexo con el que se nació; determinado por cromosomas, genitales, hormonas y gónadas.

Hembra o sexo femenino; cromosomas XX y aparato genital femenino: ovagios, trompas, utero…

Macho o sexo masculino; cromosomas XY y aparato genital masculino: testículos, próstata, pene…

Intersexual:  es quien nace con una mezcla de aparato genital femenino y masculino y una mezcla de cromosomas. Es lo que antes se consideraba hermafrodita. Hoy se le puede llamar también género neutro.

Intersexuales XX. Son personas que nacen con cromosomas femeninos y que poseen genitales externos de aspecto masculino. Su clítoris es más grande de lo común y se asemeja a un pene y sus labios pueden estar fusionados.

Intersexuales XY. Personas que nacen con cromosomas masculinos pero sus genitales no terminan de desarrollarse por completo y pueden presentar un aspecto femenino. Los testículos pueden desarrollarse internamente.

También existen casos en los que las personas pueden poseer un ovario y un testículo y puede tener cromosomas XX, XY o ambos. En esta ocasión los genitales pueden tener tanto un aspecto masculino como uno femenino.

Las personas intersexuales pueden tener muchas dificultades para definir su sexualidad. Siempre es mejor acudir a expertxs y no precipitarse en la toma de decisiones.

El concepto género designa lo que en cada sociedad se atribuye a cada uno de los sexos, es decir, aquello que como construcción social se considera femenino o masculino. Por tanto, el género se refiere a las expectativas de comportamiento social que existen para cada uno de los sexos en una época y lugar determinados. Designa las formas y procesos que definen, limitan, y transmiten el conjunto de modelos socialmente disponibles para que las personas lleguen a una identificación en términos de hombre o mujer.

Evefem

Identidad de género.

Es el sentimiento subjetivo que una persona tiene sobre sí misma de ser hombre, mujer, ambos a la vez o ninguno de los dos. Es considerado el sexo psicológico. Y este sentimiento puede coincidir o no con tu sexo biológico.

Sobre los tres años ya eres capaz de identificarte o no con tu género asignado.

Cisgénero: son las personas que se sienten conformes y satisfechas con su sexo biológico y no desean realizar ningún cambio. Hablaremos de «hombres o mujeres cis».

Transgénero: son las personas que no se sienten identificadas con su sexo biológico. No todas las personas transgénero desean una operación de reasignación de género, para algunas es suficiente con ejercer un rol de género acorde con el que siente que son.

Transexual: son las personas transgéneros que si quieren cambiar de sexo. Se someten a tratamientos hormonales e intervención quirúrgica. Las personas transexuales afirman haber nacido en un cuerpo equivocado.

Travesti: son aquellas personas que utilizan ropa y maquillaje del sexo opuesto sin tener que estar esto relacionado con su orientación sexual.

Queer o Genderqueer: son las personas que no se sienten incluidas en ninguna de las definiciones, se pueden sentir identificadas con ambos géneros o con un género alejado de los géneros binarios. También se les conoce como intergéneros. La teoría Queer rechaza clasificar a las personas por su orientación sexual o identidad de género, apuesta por vivir libremente sin categorías, por lo tanto es paradójico que se incluya la Q en la definición.

Sexo fluido: son aquellas personas que van cambiando su identidad de género. Lo adaptan al contexto social y a las personas que se van encontrando.

Expresión de género.

Es cómo expresamos nuestro género, en base a roles de género tradicional. A través de la vestimenta, el comportamiento, los intereses y las afinidades. Dependiendo de cómo te perciba la sociedad tu expresión será femenina, masculina o andrógina.

Andrógino/a. Son las personas cuyo rasgos externos no se muestran como está preestablecido para su género. Sus rasgos no tienen porque ser opuestos a su sexo, lo que genera una ambigüedad estética en la que muchxs se identifican y se sitúan.

Orientación Sexual.

La orientación sexual es la atracción que sientes por otras personas de manera física, espiritual o emocional, afectiva y sexual.

Heterosexual. Personas que sienten atracción física, emocional, afectiva y sexual por el sexo opuesto.

Homosexual. Personas que sienten atracción física, emocional, afectiva y sexual por su mismo sexo. A los hombres homosexuales se les llama gays y a las mujeres homosexuales se les llama lesbianas.

Bisexual. Personas que sienten atracción física, emocional, afectiva y sexual por ambos sexos. Tanto por hombres como por mujeres. En esta categoría se cree en la dicotomía femenino y masculino.

Asexual. Son personas que carecen de deseo sexual, ni al género opuesto ni al propio. Aunque si pueden tener sentimientos y enamorarse. Hay estudios que dicen que el 1% de la población es asexual.

Pansexual. Son personas cuya atracción es hacia personas independiente de su género y sexo. La pansexualidad rompe con el binomio de género masculino/femenino y reconoce que hay más de dos géneros y que la identidad y expresión de género son flexibles y fluidas.

Antrosexual: son aquellas personas que no conocen su orientación sexual. Tienen flexibilidad sexual que les permite desarrollar vínculos amorosos con personas de cualquier género. Similar al pansexual pero no conoce su orientación.

Demisexual: son aquellas personas que sólo se sienten atraídas por alguien tras formar un fuerte vínculo emocional.

Ahora sabemos que de LGTBIQ+

L, G y B se refieren a Orientación sexual.

T y Q se refiere a la identidad de género.

I se refiere al sexo biológico

+ son las otras realidades que, cómo has podido ver, no están incluidas directamente en esas siglas.

De esta conjunción de elementos: del sexo biológico, identidad de género, expresión de género y orientación sexual nacemos y nos definimos todxs. Si somos capaces de entender sin juzgar, de reconocer la diferencia y aceptarla como pieza exclusiva de cada persona seremos parte de una sociedad más tolerante en la que cada cual pueda desarrollar plenamente su sexualidad e identidad.

El conocimiento nos hace libre.

No te pierdas el siguiente post. Cómo explicar la diversidad sexual a pequeñxs y mayores.

Miriam Gómez

No al sexismo en la educación sexual infantil

En preescolar una de las formas de aprendizaje más importantes es por imitación y por eso es muy importante ofrecer una educación sexual no sexista basada en echos más que en palabras.

Si hay una etapa clave para educar contra el sexismo esa es la etapa infantil o preescolar. La influencia de la familia a estas edades está muy marcada y por ello hay que tener en cuenta, qué actitudes frente a la sexualidad estamos ofreciendo a nuestrxs hijxs.

En una educación sexual de calidad no vale el famoso, haz lo que yo digo pero no lo que yo hago. No vale que la madre le diga al niño que los hombres también cocinan o planchan, si luego el padre se queda viendo la tele o se pone a jugar a la play mientras mientras ella cocina y plancha. ( pongo un ejemplo heteropatriarcal porque creo que es dónde más claro se ve el sexismo)

En esta etapa, preescolar, es el momento de empezar a educar para la igualdad real. Deberíamos evitar los estereotipos de género y es muy importante dedicar tiempo a que creen confianza en ellxs mismxs y lo que siente que son, permitiendo así un desarrollo sano de su persona, su autoestima. Tenemos que salir del binomio azul y rosa.

estereotipos de género

Es muy importante trabajar la autonomía, compartiendo los quehaceres y dándoles márgenes para el ensayo y error. Esta autonomía se trabaja por igual con todxs los niñxs  y no estará predeterminada por el género. Creemos personas autosuficientes a todos los niveles.

A la hora del juego, es importante animarles a participar en diferentes juegos y no caer en los tópicos. Del mismo modo lo haremos con los deportes. Explotemos todo su potencial para que el desarrollo y el aprendizaje fluyan de una forma sana.

 Ej. Una niña a la que le gusta el futbol no entiende y se siente frustrada si no la dejan jugar. ¿por qué el futbol tiene que ser de hombres? Es normal que una niña se pueda sentir confusa ya que no hay ninguna respuesta que se pueda dar por correcta y que certifique que el fútbol es sólo de hombres. Al mismo tiempo es igual de importante que los niños también entiendan que el fútbol no es exclusivo de niños u hombres para evitar futuras conductas sexistas.

Por un juguete no Sexista
Ilustración: Sierra2008

En estas edades es también preciso revisar los cuentos y libros a los que van a tener acceso nuestrxs hijxs. Hay que buscar entre los nuevos materiales didácticos, muchos más conscientes y respetuosos, para ofrecer cuentos e historias donde lxs protagonistas hombres y mujeres van más allá de los papeles tradicionalmente marcados por su género.

Una gran enseñanza es la vivencia y convivencia con distintos tipos de familias, enseñando el respeto a todas y cada una de ellas. El respeto a cada persona como individuo perteneciente a una comunidad, familia. El respeto a que nos mostremos como somos. Es mucho más fácil para un niño tener una buena autoestima si sabe que sus diferencias forman parte de su encanto personal y que debe ser respetado.

Libro En familia de Olga de Dios
Imagen de la página web de la autora Olga de Dios

El lenguaje es otro de los grandes temas pendiente. Lo que no se nombra no existe, y el papel de la mujer ha sido invisibilizado a lo largo de los años por el uso del lenguaje en género masculino, que ni es universal ni representa a las mujeres ni a otras identidades diversas. Hay que evitar limitar los roles masculino/femenino y es importante empezar a usar palabras que son realmente neutras. Además de hacer un lenguaje inclusivo para aquellas personas que no se consideren dentro del binomio hombre-mujer.

Esto es sólo una parte de lo que se puede trabajar con niñxs en edad preescolar. Mejor con el ejemplo, siempre.

Recupero y edito este texto que escribí para otro blog porque sigue estando totalmente de actualidad y voy a recuperar aquí ese espacio de educación sexual pensado para lxs más jovenes y adolescentes.

Miriam Gómez

La complejidad de la sexualidad femenina

La complejidad de la sexualidad femenina no es más que una invención del hombre al que le falta conocimiento e interés y el cual tiene una visión muy limitada del sexo femenino.

¿Qué dirías que estas viendo en esta imagen? Por favor, tómate cinco segundos antes de leer la respuesta.

¿Ya?

¿Lo viste claro?

¿No?

Tómate otros cinco segundos, porque es bastante evidente y te dará vergüenza tener que reconocer que lo has tenido que leer.

¿Ya?

Lo sabía! Sabía que lo ibas a acertar! Quien no vería que este señor es uno de los científicos etéreos que se preocupan desde hace años en desentrañar los misterios que se ciñen sobre la fisiología femenina.

Por favor léase con ironía y buen humor. Enseguida entenderéis porque digo esto.

Lo que pretendo con el post de hoy es que aprendamos a hacer otras lecturas de lo que hasta ahora se sigue viendo como normal, pero que no lo es. Para empezar porque lo normal no existe. Hay que denunciar y desmontar los artículos de poca calidad que perpetúan modelos de sexualidad femenina pobre y represiva.

Esta es la frase concreta que me inspiro para escribir este post:

“Mientras que la mayoría de los varones alcanza el orgasmo con suma facilidad a través de la penetración, la sexualidad femenina es mucho más compleja y suele requerir otro tipo de prácticas al margen del coito. Por esta razón, desde hace años, científicos de diversas áreas se han afanado por desentrañar los misterios que se ciñen sobre la fisiología femenina.”

No pongo el enlace porque el artículo no merece nada la pena y sé que vuestro tiempo es muy valioso.

¿Qué veo yo detrás de esas palabras?

Frase 1: Mientras que la mayoría de los varones alcanza el orgasmo con suma facilidad a través de la penetración, la sexualidad femenina es mucho más compleja y suele requerir otro tipo de prácticas al margen del coito.

Esta frase a una mayoría le parecerá correcta de primeras. Pero, ¡Que no os engañen! Lleva detrás la arcaica referencia de la sexualidad masculina como unidad de medida con la que se puede comparar todo. Por un lado esta lo masculino y fácil por otro lo femenino y complejo. O también se puede traducir como: por un lado está lo que nos hemos molestado en conocer, que para eso somos nosotros los que investigamos, lo masculino. Y por otro lado está de lo que no tenemos ni idea, lo femenino. Pero no podemos decir que no tenemos ni idea, así que, diremos que es complejo.

Seguro que si hablamos con Sheldon Cooper, el protagonista de la serie de TV The Big Bang Theory, la teoría de cuerdas no es compleja. Todo es cuestión de interés y conocimientos. La complejidad suele ir acompañada de ignorancia.

Escribir de sexo requiere un mínimo de conocimiento acerca de lo que se escribe. Decir que la sexualidad femenina es compleja porque para el orgasmo necesita otras prácticas al margen del coito es seguir pensando que el sexo es sólo coito. Coitocentrismo que se llama. Si tu visión de la sexualidad es amplia y diversa no pones como referente de placer el coito y menos aún si hablas de sexualidad femenina.

Si nosotras no tenemos orgasmos, no es porque seamos complejas es por falta de conocimiento. Y no, no creo que el hombre tenga que ser responsable del placer de la mujer. Si no tenemos orgasmos es porque no sabemos cómo, porque no nos conocemos o porque nuestras parejas no nos conocen. O una buena mezcla de todo.

Una de las consultas más frecuentes de las mujeres es cómo conseguir orgasmos. Y el procedimiento es siempre el mismo. Conócete, mastúrbate y empieza a conseguir orgasmos por ti misma. Luego traslada esos conocimientos a tu pareja.

Me gustaría puntualizar que en este post contemplo sobre todo parejas heterosexuales con el binomio hombre-mujer porque es dónde suele haber más desconocimiento. Y aunque generalizar es mentir, en las parejas lésbicas existe un mayor conocimiento e interés sobre la sexualidad de la compañera. 

Muchas mujeres cargamos con la «culpa» de no conseguir orgasmos, nos acostumbramos, nos parece normal e incluso aprendemos a fingirlos. Y este tipo de frases, como las que analizo ahora, son las que fomentan y justifican estos comportamientos. Porque somos tan complejas que… qué le vamos a hacer. Y repito que yo creo que cada cual es responsable de su placer pero, necesitamos repartir herramientas de conocimiento para que, las mujeres, las que nos podamos sentir identificadas con nuestro abandono personal por el placer, podamos descubrir un nuevo mundo de gozo y orgasmos, una sexualidad más allá de la medida masculina. Y creedme cuando os digo que todos y todas saldríamos ganando. 

Tenemos una sexualidad muy rica y diversa que hasta hoy no se está empezando a conocer, respetar y fomentar. No se trata de hacer cambios revulsivos, ni de poner nuestro mundo patas arriba. Se trata de ir mejorando nuestra sexualidad mediante el autoconocimiento y el respeto a uno mismo y a los demás.

¿Queréis un ejemplo práctico?

A continuación os pongo una imagen básica del clítoris que todas las mujeres deberíamos saber dibujar. Pero, la realidad es que es una imagen desconocida por un porcentaje altísimo, no me atrevería a dar cifras y me da pena solo pensarlo. El clítoris, que es la principal fuente de placer de la sexualidad femenina, es el gran olvidado. ¿Alguien cree que si los hombres tuvieran clítoris éste no sería mundialmente conocido?

Imagen de Clítoris
Fuente: @Citlapi

Seguimos analizando el texto.

Frase 2. Por esta razón, desde hace años, científicos de diversas áreas se han afanado por desentrañar los misterios que se ciñen sobre la fisiología femenina.

Con esto nos quieren decir, tranquilas chicas que aunque sois muy complejas, estamos en ello. Vosotras seguir intentándolo que nosotros os estudiamos, eso si, sin preguntaros. Una vez más nos calman, porque claro, a ver si vamos a querer ponernos nosotras mismas a conocer nuestros cuerpos, a investigar. A ver si vamos ahora a querer ser científicas o a trabajar en la sexología femenina. A ver si vamos a recuperar saberes de ginecología natural mucho más respetuosa con nuestros cuerpos y las farmacéuticas lo van a lamentar.

Y perdonadme por repetirlo, pero de verdad alguien piensa que si por ejemplo, la figura del clítoris fuera masculina no sería mucho más importante y habría sido objeto de miles, millones de estudios desde el principio de los tiempos. Lo que me recuerda un texto muy bueno de Gloria Steinem ¿Qué pasaría si los hombres menstruaran?

En los mensajes que recibimos las mujeres a diario se nos recuerda lo complicadas que somos. Se nos desalienta porque es mejor crear un sentimiento de derrota, de hastío y que así puedan controlarnos a través del fracaso y el miedo.

El conocimiento es poder y conocernos nos hace libres. Y por desgracia no a todos interesa que la mujer sea realmente libre. Les interesa que creamos que lo somos, que creamos que podemos elegir, pero la realidad es muy distinta como nos dice Ana de Miguel en su libro «Neoliberalismo sexual. El mito de la libre elección.» El cual os recomiendo.

Si le preguntamos a una mujer que conoce su cuerpo, cuanto tardaría en conseguir un orgasmo si lo quiere hacer de una manera rápida, posiblemente te diría entre 3 y 5 minutos. Un hombre que conoce bien a su pareja, es también capaz de conseguir que ésta tenga un orgasmo de manera rápida y eficaz, si eso es lo que desean. Si no sabemos cómo conseguir un orgasmo o como hacer que nuestra pareja lo tenga es porque necesitamos conocimientos básicos de sexualidad y más comunicación. Y no pasa nada, no es malo tener que aprender, lo malo es creer que lo sabemos todo cuando no es así y no querer ampliar nuestros conocimientos.

Cuando alguien tiene un amplio conocimiento sexual y ha desarrollado su inteligencia sexual empieza a salir de la visión coitocentristas de la sociedad. Su visión es más rica y amplia y es capaz de disfrutar del sexo en toda su plenitud. El coito es una parte casi anecdótica, los preliminares no existen y tienen todo un mundo sexual por descubrir y disfrutar.

Hoy me siento generosa y me gustaría que si algún científico que esté estudiando la materia me lee se ponga en contacto conmigo para avanzar en los conocimientos de la sexualidad femenina. Me ofrezco como sujeto de estudio.

Mientras tanto, mientras esperamos esos avances os voy a dar claves básicas para empezar a mejorar la sexualidad femenina. Tanto en pareja como de manera individual. La base de una inteligencia sexual es que cada persona pueda reconocerse y respetarse por lo que es. No vamos a medirnos por algo externo a nosotras, vamos a conocernos por lo que sentimos que somos. Esto que es el pilar básico apenas se respeta, porque por todos lados tenemos indicaciones,normas o guías de cómo tenemos que ser y sentir por el hecho de ser mujeres. Ojo, que a los hombres también le pasa eh,  y tampoco es fácil para ellos, pero hoy hablamos de mujeres.

La sexualidad femenina tratada de una forma natural y respetuosa, eliminando tabúes, desterrando miedos y explicada de una manera objetiva sin intereses ocultos (políticos o religiosos), crea mujeres fuertes y empoderadas con una inteligencia sexual con potencial para desarrollarse. Y éste, tendría que ser el fin último de toda educación sexual

Todo esto se consigue dándote permiso a ser lo que sientes. Impartiendo los conocimientos sobre anatomía y fisiología de una manera objetiva. Promoviendo la autoestima y el respeto a una misma. Permitiendo experimentar y sentir su propia sexualidad. Ofreciendo un lenguaje nuevo, no sexista con el que pueda expresarse. Un lenguaje en el que pueda reconocerse. Y sobre todo eliminando los mensajes que nos dicen qué tenemos que sentir o dejar de sentir en cada momento.

Espero os haya gustado, si es así comparte y ayuda a que llegue a muchas mujeres para que empecemos a abrir los ojos.

Miriam Gómez

Nos debemos Orgasmo

 

Nos debemos orgasmos.

Por todos esos deseos silenciados, arrancados, calumniados;

los deseos que nos mutilan, niegan y roban;

nos los debemos.

 

Orgasmos sabios, (con)sentidos, deseados;

No necesitamos que nos los proporcione nadie,

nos los debemos.

 

 

Basta de mentiras,

de pensar que somos cuerpos dependientes.

Si dependemos de alguien es de nosotras mismas.

Una de las fuentes de sanación interna es el (auto)conocimiento.

Y este tiene que llegar de nuestra mano, nuestras manos.

 Nos lo debemos.

 

Querernos,

querernos sin miedo, sin vergüenza, sin culpa.

Querernos mucho,

querernos siempre.

Porque cuando tú te quieres y te respetas, no vas a tolerar que nadie te falte el respeto.

 

Escucha tu cuerpo;

Somos capaces de proporcionarnos placer a nosotras mismas,

y debemos hacerlo cada vez que nos apetezca;

sin reglas, sin normas.

Es una forma de amor y empoderamiento.

Nos lo debemos.

Nos debemos orgasmos.

Miriam Gómez Galocha


La escritura en la Terapia Sexual

La sexualidad es una dimensión de nuestro ser que puede causar bastante agitación, angustia y malestar, sobre todo en las mujeres y siempre por desconocimiento. El temor a no estar dentro de “la norma” o “lo normal” trae de cabeza a muchas personas en diferentes aspectos. Y raro es la persona que tras empezar a hablar conmigo abiertamente de sexo no me pregunta ¿Pero es normal…? o, yo creo que esto solo me pasa a mí.

Mi respuesta es siempre la misma; lo normal en el sexo no existe. De hecho cada vez estoy más convencida de que tenemos que dejar de hablar de sexualidad, en singular, para empezar a hablar de sexualidades en plural. Porque la sexualidad cada una tiene la suya propia, la que construye con las herramientas que tiene a su alcance. Lo que necesitamos es tener más conocimientos y más herramientas para poder desarrollarla de una forma sana y segura.

Hoy me gustaría entregaros la escritura como herramienta. Es una herramienta gratuita, accesible para todas y con muchos beneficios para quienes la practican. Solo tienes que saber escribir, ni siquiera tienes que conocer las reglas ortográficas o gramaticales para aprovechar sus efectos.

La escritura como terapia no es algo nuevo. Quizás no sea muy conocida pero se lleva usando mucho tiempo y es totalmente recomendable. Yo valoro mucho el efecto que produce la escritura en la terapia sexual y por eso suelo incluirla. En consulta, la terapia de escritura es «dirigida» y analizada. Pero también la puedes llevar a cabo de manera autónoma como autoterapia.

Fancine Van Hove

Los beneficios:

  • Aclara nuestra mente, nos hace consciente. Cuando queremos escribir necesitamos primero ordenar mentalmente lo que queremos decir, tenerlo claro en nuestra mente para posteriormente darle forma al pasarlo al papel; elegimos palabras concretas, construimos frases que expresan lo que sentimos y todo ese proceso de análisis mental nos revela o nos acerca más a lo que nos pasa realmente, a lo que somos.

Es muy frecuente que una mujer acuda a consulta y exponga su caso expresando, no sé que me pasa pero no puedo hacer tal o cual, o no consigo tal o cual cosa. Cómo puedo saber yo qué le pasa si ni ella misma es consciente de ello. Llevar un diario de sentimientos y emociones de antes, durante y después de enfrentarnos a la situación que nos ha llevado a consulta  o a los ejercicios que yo aconsejo es una buena manera de ver en qué punto estamos, sobre todo cuando no es dónde queremos estar.

  • Liberar emociones tóxicas. Seguro que más de una vez has escuchado la expresión -si no lo digo reviento-. Pues sí, es bastante probable que nos pase cuando las emociones se nos acumulan. Hay temas de los que es más fácil hablar, pero el sexo sigue estando lleno de tabúes. La culpa, la vergüenza siguen siendo compañeras de viaje de las mujeres en la sexualidad. Y son emociones que acumulamos hasta los límites. Emociones que podemos descargar en un papel y liberar de nuestra mente. Emociones que podemos volcar para empezar a construir una sexualidad en positivo.

Es muy frecuente por ejemplo encontrar a mujeres que no consiguen llegar al orgasmo y que declaran que nunca se han masturbado. La masturbación es un tema que no esta tan aceptado y normalizado como nos creemos y cabría esperar teniendo en cuenta su importancia. Esto se refleja en las palabras con las que definen porqué no lo hacen o cómo les hace sentir. Incluso aunque ninguna de ellas sea negativa. Es desde ese análisis desde el que se puede empezar a construir en positivo y desde el que yo empiezo a reeducar sexualmente a las mujeres que acuden a mí.

  • Conocernos mejor. Lo que yo recomiendo es que se sienten a escribir, cojan lápiz y papel y tal y como hacia Virginia Woolf escriban bajo el flujo de conciencia. En la sexualidad es muy importante que fluyan los sentimientos que están dentro, tal y como quieran ir saliendo, sin censuras ni florituras. Lo sueltas, lo liberas y ahí está. Una parte de ti ha quedado impresa en papel y es un documento muy valioso con el que podemos trabajar/nos para construir/nos en positivo.

Es muy impactante oír* relatos de mujeres que acaban de ser conscientes de que en realidad las relaciones sexuales que están viviendo, las que ellas creían que eran normales, las que estaban dentro de los estándares sociales aceptables, en verdad esas relaciones no son mas que un lastre, una tarea más al final del día, una violación marital ya que a veces son tareas que se ven obligadas a hacer. Tareas con las que no disfrutan. Pero no eran conscientes, era un problema oculto y doloroso que no habían identificado en muchos casos.

* siempre les pido que me lean lo que han escrito y está parte de leer en voz alta lo escrito también forma parte de la terapia, también es importante oír de nuestra propia voz lo que nos pasa. Así que no dejéis de leeros en voz alta cuando hagáis autoterapia.

  • Buscar soluciones. A veces podemos mantener conflictos internos y preocupaciones durante mucho más tiempo del que desearíamos. Cuando trasladamos nuestras preocupaciones al papel, nos estamos liberando en gran parte de ellas. No van a desaparecer, siguen ahí y tenemos que seguir enfrentándonos a ella, pero con esta liberación hemos hecho hueco en nuestra mente para poder pensar en posibles soluciones.

Prueba a hacer una lista con las cosas que más te preocupan, las que en un momento dado te están quitando el sueño, por las que te pones nerviosa o te dan ataques de pánico o ansiedad. Una vez que tengas la lista en papel sentirás un alivio inmediato, podrás mirar la situación con perspectiva y podrás empezar a buscar soluciones. Aunque esa solución sea pedir ayuda. Ahora estarás lista para pedirla y empezar a recibirla.

  • Avanzar. Cuando vamos dejando constancia por escrito de lo que nos preocupa y el proceso que estamos llevando a cabo lo que realmente estamos haciendo es construir una herramienta útil para el futuro. Llegado el momento podemos mirar y comparar los avances, estancamientos o retrocesos. Analizar la estrategia y cambiarla si fuera necesario para construir sobre una base solida lo que sentimos que somos y queremos ser.

En general nos cuesta mucho más expresar a los demás los sentimientos negativos que nos causa un problema cuando este es de carácter sexual. No siempre nuestra primera opción es acudir a una sexóloga que nos ayude, porque el sexo tampoco es tan importante (léase con ironía). Y nuestros primeros pasos son de ensayo y error. Si durante este proceso vamos creando un registro de escritura con sentimientos, logros, avances y demás en el futuro podremos autoevaluarnos o tener un documento importante del trabajo ya realizado. Si finalmente no hemos conseguido poner solución a lo que nos preocupa no debemos dejar de acudir a una profesional que nos ayude. Solo me gustaría recordaros que la sexualidad está dentro de las necesidades básicas de los seres humanos, junto al comer, dormir, respirar y homeostasis.

Fancine Van Hove

No estar dentro de lo normal o pensar que seguro que somos la única persona a la que le pasa eso, es uno de los pensamientos más frecuentes en las mujeres que llegan a consulta. Nada más lejos de la realidad. Si bien todas somos muy diversas, también compartimos muchos pesares.

Un modelo de Autoterapia de escritura en 10 sencillos pasos:

Si quieres empezar coge lápiz y papel y sigue los siguientes pasos:

  1. Coge lápiz y papel y escribe todo lo que se te ocurra sobre el tema que te preocupa. Una vez escrito léelo detenidamente y paso al siguiente punto.
  2. Seguramente has detectado uno o más temas concretos. Escribe todo lo que piensas, sientes sobre ese/os tema/s, no escatimes en palabras. (ejemplo de temas: orgasmo, deseo, virginidad, embarazo…)
  3. Céntrate en un tema, el que más te preocupes y escribe todas las emociones que te produce y porqué te preocupa.
  4. Busca soluciones. Apunta por escrito todas las soluciones que se te ocurran y mira los pros y los contras de cada una.
  5. Decide qué caminos vas a tomar para poner solución a lo que te preocupa y hazlo. Deja por escrito las emociones que te produce el seguir este camino.
  6. Evalúa dónde estas y donde quieres llegar. También debes evaluar si puedes hacerlo sola o necesitas ayuda.
  7. Actúa.
  8. Registra cada paso que des, sin importar si es un avance o retroceso. Si sientes que retrocedes o dejas de avanzar siempre puedes volver al punto 4.
  9. Siempre que sigas avanzando no dejes de ser consciente de lo que ya hayas conseguido. No dejes de volver al punto 6 cada cierto tiempo para evaluar donde estas y donde quieres llegar hasta que llegues.
  10. Repite desde el paso 3 con cada tema que quieras solucionar.

El conocimiento sobre la sexualidad, a la edad adulta, es algo que digerimos lentamente, lo que significa que para realizar de una manera eficiente y efectiva cada punto de los anteriores citados, vas a necesitar un periodo de aceptación, aprendizaje e interiorización sobre el tema que te ocupe. Solo de esta manera conseguirás un avance real. Sin prisas pero sin pausas.

La escritura tiene el poder de convertir en real algo que a veces nos negamos a ver o admitir. Después tendremos que aceptarlo.

Miriam Gómez

Imágenes de la gran pintora contemporánea francesa Francine Van Hove