fbpx

La Dieta del Cucurucho

Con la llegada del buen tiempo empezamos a plantearnos la operación bikini y son muchas y variadas las dietas famosas que llevamos a cabo y que abandonamos antes o después. Aquí quiero hablarte de la dieta del cucurucho, que más que una dieta de moda podría ser un estilo de vida.

¿Qué es la dieta del cucurucho?

La dieta del cucurucho se define como comer poco y follar mucho. Más allá del chiste, de la rima, con las consideraciones oportunas puede ser una buena opción para llevar a cabo un estilo de vida saludable. Para ello hay que puntualizar varias cosas y voy a contarte cómo se podría utilizar para que sea efectivo el concepto.

¿Qué tiene que tener una dieta para no abandonarla?

La mejor dieta es no seguir ninguna dieta. No puedes abandonar algo que no estás haciendo. Por eso lo que yo recomiendo como la mejor opción es elaborar un nuevo estilo de vida. Es hora de escuchar qué necesidades tiene, que va contigo y cuales son tus preferencias.

A partir de ahí puedes decidir cómo quieres alimentarte y que ejercicios vas a hacer. Las dos partes son fundamentales para mantener sano nuestro cuerpo y nuestra mente.

Salvo en casos concretos de problemas hormonales y médicos una persona engorda porque come más de lo que necesita, o lo que es lo mismo, gasta menos de lo que come. Por lo tanto, comer lo que necesitas y comer alimentos que te proporcionen menos calorías puede ser una de las claves para empezar a perder peso.

La dieta del cucurucho, comer poco y follar mucho.

Analicémosla por partes. Primero, en cuanto a lo de comer poco no tiene que ser así estrictamente. Como ya he dicho, para empezar a perder algo de peso podemos empezar por comer lo que necesitamos o cambiar los alimentos más calóricos por otros que nos aportan menos calorías y más nutrientes y bienestar. Cambiar por ejemplo la bollería industrial por la sabrosa fruta de temporada, Así nos resultará más fácil conseguir el déficit calórico para perder un poco de peso o simplemente mantener el que ya tenemos.

En cuanto a los beneficios de practicar sexo o follar mucho como dice el dicho.

Practicar sexo libera dopamina y endorfinas que tiene un poder analgésico y que nos ayuda a sentirnos bien. Nos ayuda con problemas de insomnio, aumenta la autoestima y nos ayuda a quemar calorías. Además cuando nos encontramos bien reducimos la ingesta alimentaria que viene dada por estados de ansiedad, estrés y depresión.

Es importante que consideremos que el buen sexo no admite sendetarismo ni pereza. Cuanto más activas seas sexualmente, más calorías quemarás y mayor placer obtendrás. En el sexo el movimiento nos lleva por el camino del placer. Pero me gustaría recordar que el fin último del sexo no es hacer deporte, ni perder calorías… sino que estamos más bien en el camino del encuentro de la erótica y el placer.

Resumiendo:

¿Es la dieta del cucurucho una buena dieta más allá del chiste? No. No lo es. Primero, porque deberíamos desterrar el termino dieta como algo restrictivo y adaptar la alimentación para que sea un estilo de vida saludable. Y segundo, porque no es necesario comer poco. Las dietas en las que se come poco o se pasa hambre son poco sostenibles. Tercero, con el sexo se pueden perder muchas calorías pero su finalidad última no debería ser esa.

10 consejos básicos para un nuevo estilo de vida en cuestión de alimentación

  1. Come cinco veces al día. El organismo no sentirá la sensación de hambre por lo tanto evitarás ansiedad y además harás 5 digestiones que consumen parte de las calorías ingeridas.

  2. Evita dietas hipocalóricas. El organismo tiene memoria genética y se pone en estado de alerta si la ingesta calórica es mínima, el ritmo metabólico baja y por lo tanto es más difícil perder peso.

  3. No te olvides de tomar 5 raciones entre frutas y verduras. Elige las de temporada así también estarás ahorrando.

  4. Come de todo pero en cantidades adecuadas.

  5. Una vez cada 7-10 días haz una comida sin restricciones, de lo que más te guste.

  6. Haz ejercicio al menos 3 veces en semana y ese día haz de los hidratos de carbono tu comida principal.

  7. Reduce la ingesta de grasas en forma de bollería y azucares refinados.

  8. No te obsesiones con las calorías.

  9. Se paciente, no puedes perder en 2 semanas lo que has puesto en… ¿años?

  10. La vida es corta por lo tanto si te planteas un estilo de vida que no te hace feliz o no te está funcionando, revisa de nuevo tus opciones y preferencias y añade los errores de los que has aprendido para elaborar otro nuevo que sí te haga feliz.

Autoestima sexual

¿Problemas de Autoestima Sexual? ¿Inseguridad en el sexo o en las relaciones de pareja?

Curiosidades

Elige el viernes como el mejor día de la semana para empezar a cambiar hábitos de vida: alimentación, ejercicio, tabaco. El lunes es el peor de los días por lo tanto, planifica durante la semana cómo afrontarás tu nuevo estilo de vida y el viernes cuando cojas con fuerzas el fin de semana, ponte a ello.

El lunes día duro por excelencia te resultará mucho más fácil seguir los hábitos que llevas ya tres días realizando, en cuanto al tabaco habrás pasado las 48 horas más críticas y está en tu mano conseguirlo.

Publicado por Miriam Gómez Galocha

Pedagoga, sexóloga y feminista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.