fbpx

Masturbación Femenina

La masturbación femenina ha sido y es uno de los grandes temas a trabajar dentro de la sexualidad femenina. Que las mujeres se masturban es un hecho, como lo es que se ocultan y lo niegan. Educar correctamente sobre la masturbación desde la primera infancia es muy importante y eso es lo que hoy quiero transmitir.

En primer lugar, me gustaría antes de seguir leyendo que tuvieras en mente la definición de educar:

Educar: «Desarrollar o perfeccionar las facultades intelectuales y morales de las personas por medio de preceptos, ejercicios, ejemplos, etc.»

Definición mejorada e inclusiva partiendo de la rae.

Consideraciones sobre masturbación femenina.

Hay que tener claro que hay dos formas de educar. Una de ellas es de manera directa con intención y la otra es de manera indirecta por omisión.

Cuando educamos sexualmente a una niña, y lo hacemos sin una intención clara y sin conocimiento real de la materia. Lo que ocurre es que transmitimos nuestros miedos, prejuicios y creencias. Y también lo hacemos cuando evitamos el tema.

¿Porqué hago diferencias en la educación de una niña? Porque la educación sexual aún sigue recibiendo el sesgo de género.

Algunas de los aprendizajes más comunes que se asocian y se aprenden junto al concepto de la masturbación femenina son: culpabilidad, prejuicios sobre lo malo que es sentir placer, lo sucio que es tocarse ya que te convierte en una fresca, inmoral y te resta puntos de mujer digna. Porque las mujeres dignas no se tocan… (o eso nos quieren hacer creer, que eres menos digna por tocarte).

Antes de seguir quiero recordar lo que siempre os digo y es muy importante.

Nunca subestimes la inteligencia de un niño/a.

Miriam Gómez

La educación en la infancia.

Lxs niñxs son muy inteligentes,  quieren saber, tienen mucha curiosidad por el mundo que les rodes y detectan las mentiras al vuelo.

No temas en hablarles honestamente ya que se quedan con la parte de la verdad que son capaces de entender hasta la edad que tienen.

Ellxs saben si les mientes y si detectan una mentira pierden la confianza.

Una vez perdida la confianza buscarán respuestas a sus preguntas en otras fuentes que consideren más fiables y sinceras. No olvides esto (dependiendo del caracter del/la niñx puede que sólo tengas una oportunidad). Todo el mundo debería querer ser la primera fuente a la que su hijx acuda cuando tenga un problema.

La mente sucia la tienen las personas adultas. Lxs niñxs tienen una visión más simple y limpia de la relación con sus cuerpos y su sexualidad.

Miriam Gómez

Un/a niñx tiene un concepto blanco, puro de la sexualidad. Por eso, hay que pensar en ellxs como mentes puras que empiezan a recorrer un camino y no como mentes viciadas de personas adultas. No les perviertas antes de tiempo ya lo haran ellxs sólitxs.

El descubrimiento del placer.

Todxs lxs niñxs en nuestra infancia nos hemos tocado, entre otras cosas por placer, nos recreamos, investigamos, probamos y así vamos desarrollando nuestra sexualidad.

Esta práctica seguiremos haciéndola a lo largo de los años y es muy importante para nuestro futuro desarrollo sexual, para saber cómo funcionamos, qué nos gusta y cuáles son nuestros puntos débiles y/o fuertes.

Puntualizo una vez más, las niñas son seres asexuales. Se tocan por placer y además esto les ayudará a una vida sexual satisfactoria en el futuro. En privado, con consentimiento o sin él, las mujeres se tocan, se masturban, se pajean o llámalo XX.

Dejemos atrás la idea de educar a princesas frágiles, puras y castas que no les queda más que esperar un príncipe azul para que les digan como tienen que ¿hacer el amor?. ¡Cuantos chascos se llevan estas pobres mujeres!

Llegados a este punto me gustaría concienciar a hombres y mujeres que educan a niños y niñas, sobre todo a las niñas, de que la masturbación no es más que un paso evolutivo del desarrollo sexual. Un paso muy importante.

La diferencia entre normalizarlo con unas respuestas adecuadas o condenarlo es que lxs niñxs lo hagan con sentimientos de culpa o sin él, ya que hacerlo lo van a hacer.

Las consecuencias de una mala educación sexual sobre la Masturbación femenina.

Cuando alguien se siente culpable por lo que está haciendo, trae consecuencias psicológicas que en cada persona, y dependiendo de otros factores se desarrollará de una manera distinta.

En el caso de las mujeres, el haberse sentido culpables, sucias o guarrillas durante mucho tiempo les puede traer entre otras patologías la dificultad de disfrutar del sexo en su vida adulta.

Seguire hablando de masturbación femenina y de muchas cosas más. Hazme llegar tus dudas y te la contestare todas!!

Si te ha gustado, comparte! De información como está depende el futuro de muchas mujeres hoy niñas. Porque se empieza por querer controlar nuestros momentos íntimos, como la masturbación, para acabar diciendonos cuando y cómo tenemos que tener un hijx, por ejemplo.

Miriam Gómez

Publicado por Miriam Gómez Galocha

Pedagoga, sexóloga y feminista.

6 comentarios sobre “Masturbación Femenina

  1. Pues yo, hombre, a mis 66 años, he llegado a otras conclusiones. Primera: el sexo no tiene sustitutos, ni muñecas, ni juguetes, ni máquinas. Segunda: La cultura debe integrar el instinto sexual como algo normal. Tercera: Tanto la prostitución como la pornografía y los juguetes sexuales son índices claros de nuestro «fracaso» en la organización social. Cuarta: expulsión de todos los ámbitos de aquellas religiones, o mafias que siguen lastrando el buen funcionamiento social con respecto a la vida sexual.

    1. Hola Manuel, difiero en cuanto a los juguetes sexuales como índice de fracaso. Partiendo de que la sexualidad es muy amplia y de que no tenemos que centrarnos en el coito, los juguetes sexuales son una buena opción tanto para hombres como para mujeres para disfrutar de su sexualidad, en pareja o en solitario.
      Por cierto Manuel ¿Cómo definirías sexo?

      Muchas gracias por tu aportación.
      Un saludo,
      Miriam Gómez by Galocha.

  2. Veo que los niños tienen un estereotipo, reflejado en aquel adjetivo de «los adultos tienen mente sucia», pues tiene una carga sociocultural y religiosa mediante la cual nos trasladan a una área dañada, cargada de suciedad y «pecado», que termina culpabilizando y atemorizando, por el hecho de haber sobrepasado los 18 años y ser dueños de nuestras decisiones. En la educación e instrucción separamos a nuestra naturaleza «superior» de la naturaleza de las demás especies: nacer, crecer, reproducir y morir. A dónde hemos llegado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.